Jugar con las bajadas

Sinopsis

Jugar con las bajadas ha sido formar parte del río, haciéndome de agua, mientras me hacía camino a ninguna parte. La parte fueron tres y una: estar, bajar y quedar. Me quedo con las tres. Subir fue la una, igual de limpia y transparente que todo ese río, que siempre fue mar. ¿Dura el perfume? ¿Lo mismo que el recuerdo? Duran las palabras, dura el sentimiento con que fueron escritas y dura al corazón tanto como dura la vida. El atrevimiento a desnudarse por dentro sin pensarlo. El frío ardiendo entre la piel de mi cama vacía y un pequeño salón de paredes hambrientas de poesía. Y la luna siempre junto a mí. 

Gracias por su visita

Antes de salir, subscríbase a nuestra newsletter y esté siempre informado sobre nuestros libros.